Download E-books Buda: La historia que cambiará tu vida PDF

Deepak Chopra ofrece a sus lectores los angeles inspiradora novela que recrea l. a. vida de Buda, un joven heredero que lo abandona todo para seguir el camino de l. a. iluminación.

The ny Times Bestseller.

Buda es una figura sin igual en el mundo. En este libro, Deepak Chopra nos narra l. a. vida de este personaje absolutamente fuera de lo común que, siendo heredero de un gran reino y acostumbrado a vivir entre lujos y caprichos, come to a decision abandonar su hogar cuando es todavía muy joven para explorar el mundo. Después de consagrarse al rezo y a los angeles meditación, y de ayudar a los pobres y enfermos, descubre un día que su cuerpo y su mente se han liberado de las pasiones terrenales para convertirse en Buda, el iluminado. Ha alcanzado el nirvana, un estado enhanced de los angeles mente que le permite estar en paz consigo mismo y con el mundo external. A partir de este momento Buda dedicará su vida a difundirsu doctrina y enseñar el budismo, religión que no deja de sumar adeptos en todo el mundo.

La crítica ha opinado:

"Chopra retrata con sencillez el conflicto interno traditional que sufre todo aquel que va en busca de los angeles sabiduría espiritual y los angeles transformación" -Publishers Weekly-

Show description

Read or Download Buda: La historia que cambiará tu vida PDF

Best Buddhism books

Women of the Way: Discovering 2,500 Years of Buddhist Wisdom

During this groundbreaking paintings, Sallie Tisdale strains ladies Buddhist masters and academics throughout continents and centuries, drawing upon historic, cultural, and Buddhist files to carry to lifestyles those narratives of ancestral Buddhist girls.

The Words of My Perfect Teacher (Revised Edition) (Sacred Literature Series)

A favourite of Tibetans—and of the Dalai Lama himself— The phrases of My ideal instructor is a pragmatic consultant to the religious practices universal to all Tibetan Buddhist traditions. it's the vintage observation at the initial practices of Longchen Nyingthig, a cycle of teachings of the Nyingmapa college.

The Heart of the World: A Journey to Tibet's Lost Paradise

The parable of Shangri-la originates in Tibetan Buddhist ideals in beyul, or hidden lands, sacred sanctuaries that display themselves to religious pilgrims and in occasions of challenge. The extra distant and inaccessible the beyul, the vaster its reputed features. historic Tibetan prophecies claim that the best of all hidden lands lies on the center of the forbidding Tsangpo Gorge, deep within the Himalayas and veiled through a vast waterfall.

Moonshadows: Conventional Truth in Buddhist Philosophy

The doctrine of the 2 truths--a traditional fact and an final truth--is vital to Buddhist metaphysics and epistemology. the 2 truths (or realities), the excellence among them, and the relation among them is known variously in numerous Buddhist colleges and is of designated value to the Madhyamaka tuition.

Additional info for Buda: La historia que cambiará tu vida

Show sample text content

A partir de ese momento, fue cuestión de tiempo que comenzaran a correr rumores de que el príncipe había domado a un potro salvaje indomable. El día en el que el caballo permitió que lo montaran, Siddhartha lo llamó Kanthaka. Channa parecía inquieto y molesto. —Espero que no estés demasiado cargado con todo ese equipo. Recuerda que debes cabalgar bien —refunfuñó. —No te preocupes. —Siddhartha sabía que el resentimiento de Channa no period algo own. A pesar de todas las horas de entrenamiento militar que había recibido junto a Siddhartha, técnicamente Channa seguía siendo un mozo de cuadra y no un guerrero. —Supuse que querías éste —dijo Channa—. El rey no quiere poner en peligro los mejores caballos, pero no dijo explícitamente que tú no pudieras. Te llevará mejo que cualquiera de los otros. —Channa posó su ojo experto sobre los hombros altos y los angeles cincha amplia del corcel. Siddhartha asintió con l. a. cabeza mientras acariciaba los flancos de Kanthaka. El animal necesitaba el contacto, y aunque había estado temblando, nervioso, ante todos los relinchos y los galopes que llenaban el establo esa mañana, se calmó y esperó. Channa se las ingenió para sonreír. —También supongo que sabes que alguien te está mirando. Estoy seguro de que es un mistakes. Debe de haberte confundido conmigo. Una muchacha había seguido a Siddhartha hasta los establos sin que nadie los angeles viera. Channa no sabía quién period, pero Siddhartha reconoció a Sujata en cuanto se volvió. Estaba parada tímidamente bajo los angeles sombra de un gran árbol, pero en el instante en que su mirada se encontró con los angeles del príncipe, dejó caer l. a. seda azul que cubría su rostro a medias. Siddhartha estaba azorado. —¿Qué está haciendo aquí? —balbuceó. —No lo sé. Supongo que no pudo resistir l. a. tentación. —Channa rió y golpeó a Siddhartha en el hombro—. Todavía tienes un poco de tiempo. Ve. —No es lo que piensas. —No importa lo que piense. Ve. —La sonrisa de Channa ya period burlona, y como suele ocurrir entre dos muchachos que hablan de todo menos de eso, su mirada parecía decir: �¿Aún no sabes todo lo que hay que saber sobre las mujeres? Te aseguro que yo sí». Ambos estaban bastante seguros de que el otro seguía siendo virgen, pero Siddhartha sospechaba que Channa había tenido más oportunidades que él entre los angeles servidumbre, en las cocinas; Channa, por su parte, sospechaba que Siddhartha había tenido más oportunidades que él en los angeles glorieta del placer, junto al estanque de los lotos. Esta duda sorda creaba un secreto entre ambos, que en realidad tenía muy poco de secreto. Ninguno de los dos se atrevía a constatar que el otro no sabía casi nada de mujeres. —Que ella venga a mí si quiere —declaró Siddhartha. Esperaba evitar l. a. vergüenza de tomar los angeles iniciativa. No quería arriesgarse a acercarse a Sujata; al menos en ese momento, con testigos. Por fortuna, no fue necesario. Ella respiró hondo y se acercó. Dejando de lado los angeles delicadeza de las mujeres de l. a. corte, que actuaban como si el establo fuese un lugar profano, Sujata caminó hasta donde estaban los muchachos, sin despegar los angeles mirada de Siddhartha.

Rated 4.20 of 5 – based on 30 votes